Blogia
Pensamiento Masonico

SOCIEDAD HERMANOS DE LA CARIDAD

SOCIEDAD HERMANOS DE LA CARIDAD

En el siglo XIX, a finales del decenio de los sesenta, un preclaro barranquillero, graduado de médico en París, llamado EUSEBIO DE LA HOZ, de treinta y cuatro años, Masón y miembro activo de la Logia El Siglo XIX Nº 24, recién fundada por el Supremo Consejo Neogranadino, hoy Supremo Consejo del Grado 33 para Colombia, manifestaba a diez amigos suyos:

“Vengo a comunicar a ustedes todos, mi pensamiento, mi proyecto y el objetivo que impulsa mi idea (...) entremos todos de lleno a dar empuje al trabajo para desarrollar un plan certero y encauzarlo con toda formalidad hasta llegar al campo legal para realizar una obra que ha de ser admirada y alabada por la presente y futuras generaciones. Que quede apoyada por la Constitución y las Leyes (...) La obra de que quiero ocuparme es la construcción de un cementerio amplio, suficiente, de exclusiva propiedad de esta corporación correctamente iniciada y que para sus trabajos desde hoy nos preparemos para formar una Institución de Beneficencia y que nuestra corporación sea conocida con el nombre de SOCIEDAD HERMANOS DE LA CARIDAD.”

De este modo nacía una extraordinaria corporación que el inexorable paso de los años convertiría en centenaria. Tal vez la única en el país y en Latinoamérica. Ocurrió en Barranquilla, en la casa de Don Eufrasio Sánchez, un 9 de mayo de 1867, cuando el genial galeno, Eusebio de la Hoz, invita a una reunión a los Hermanos Masones: Don Rodolfo Macías, Don Enrique S. Pilgrán, Don Eufrasio Sánchez, Don Nicanor Hamburger, Don Agustino Altamar, Don Manuel Flórez, Don Gabriel Viloria, Don Julián Berhart y Don Jorge Altamar. Delante de estos distinguidos ciudadanos, constituidos en junta preparatoria, manifiesta su genial idea de darle a la ciudad una obra admirable.

Ciento treinta y cinco años después la Sociedad Hermanos de la Caridad, presidida coincidencialmente por otro egregio médico, Dr. LEONELLO MARTHE ZAPATA, hoy Soberano Gran Comendador del Grado 33 para Colombia, se ha consolidado, llevando a la vigorosa práctica las solidarias palabras de su fundador:

“...La caridad no consiste en ser pródigos, más allá en ser útil.”

En los últimos diez años esta providencial expresión, nunca antes se ha hecho mucho más palpable a los ojos de la comunidad. En el campo de la salud, la Sociedad Hermanos de la Caridad es benefactora de la niñez desprotegida, especialmente de los que nacen con problemas de hidrocefalia. En la educación y en la cultura la centenaria corporación ha demostrado un inconmensurable sensibilidad. Otorga auxilios educativos a los bachilleres y universitarios de escasos recursos económicos y con calificados méritos.

Cuenta con una Biblioteca Pública al servicio de la comunidad estudiantil, profesional y de los inquietos bibliófilos; dotada con más de tres mil volúmenes, dos excelentes salas, una para la lectura de los textos consultados y la otra para el servicio de sistema informático e internet, impresión y fotocopiado de trabajos. Asimismo, la Sociedad Hermanos de la Caridad edita dos revista El Misionero, que es el órgano de comunicación de los intereses de esta centenaria corporación cuya primera edición data del 15 de octubre de 1870; con proyección orbital a todos los hombres libres y de buenas costumbres que habitan la faz de la tierra.

La Sociedad Hermanos de la Caridad de esta manera pone en vigor y concreta los versos de Anatole France:

Lentamente, más sin pausa, va realizando la humanidad el sueño de los sabios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

alvaro de la hoz -

muchas gracias por esta informacion hola hermano alfredo que bien tu comentario somos acrecado

Alvaro Mendoza -

Segun parece la iglesia del Rosario en Barranquilla fue fundada por la Sociedad Hermanos de la Caridad. Es esta misma Sociedad la que fundo el Cementerio Universal?Cual fue la razon de que una Sociedad Masonica construyera una Iglesia Catolica?

ALFREDO LUIS -

No noto algun interes de ustedes para responder a los mails enviados que raro hermanos masoneros de la caridad

Alfredo De la hoz villalba -

cordial y sencillo saludos a ustedes masoneros, mi apellido es acrecado a uno de ustedes debe ser notorio con quien se relaciona. Es ese ser es un orgullo para mi y he de admirarlo e imitarlo gracias att: Alfredo De la hoz villalba

Sandra Viloria -

Sra. Higuita, comuniquese conmigo a este e-mail
SVILORIA25@HOTMAIL.COM y digame en que la podemos ayudar.

Sandra Viloria -

Don Gabriel Viloria ya falecido era mi Visabuelo paterno. Yo eh estado en el cementerio universal donde estan las tumbas de mis familiares (Barranquilla Colombia) Quiero tambien aclarar que yo para seguir la tradicion familiar estoy incluida en el circulo masonico femenino en los ESTADO UNIDOS DE AMERICA. quisiera encontrar la fundacion de los hermanos de la caridad para transferirme y continuar la tradicion y seguir ayudando personas en necesidad. Gracias!

luz amparo Higuita Higuita -

soy una madre cabeza de familia que quisiera ver saliar amis hijos adelante ,pero como comprenderan en colombia hay situaciones que le niegan a uno esto . tengo dos niños y no tengo yn techo donde alvergarlos pues la pagadera de arriendo me ha dejado ya casi sin salud , quisiera que ustedes me dijeran si con esta corporacion yo tengo alguna ayuda
les agradezco de antemano su amable contesta
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres