Blogia
Pensamiento Masonico

El Rito Primitivo y las Logias Lautarinas ( Prologo )

El Rito Primitivo y las Logias Lautarinas ( Prologo )

Prólogo
Ricardo E. Polo :.

El desenvolvimiento actual de la Masonería en el mundo, soporta aristas conflictivas cuyo trasfondo tiene íntima relación con la bisagra histórica ocurrida en 1717, con el advenimiento de las Consituciones del clérigo calvinista  Joseph Anderson.

Con posterioridad a esa Constitución y a la consiguiente confusión entre la Gran Logia de Londres y la Gran Logia de York y la posterior fundación de la Gran Logia de Inglaterra, como a las distintas reformas que se llevaron a cabo con la Constitución de 1717, han surgido numerosas disidencias entre los masones, la primera de las cuales se funda en el equívoco de considerar esa instancia histórica, como la muerte de la masonería operativa y el nacimiento de la masonería especulativa.

Pensamos que se trata de un sofisma, destinado a confundir y evitar la profundización de un tema trascendete para los masones. ¿Ha muerto la masonería operativa? ¿Es legítimo definirla en lo actual como masonería especulativa?

El meollo de tal cuestión ha dividido injustamente a los masones. Porque no ha sido esa bisagra histórica una consecuencia de la evolución de una Institución en permanente movimiento intelectual, sino una mutación realizada ex profeso para permitir la consecusión de las monarquías absolutistas, disfrazadas luego de Constitucionales, e impedir la transformación de una sociedad despótica y enajenante, en una sociedad progresista y humanitaria.

La Masonería Primitiva tiene existencia real, aunque las diferentes malinterpretaciones de su historia la sometan a equívocos y errores.

Focalizada en Inglaterra, en que luego de los vientos revolucionarios de Oliverio Cromwell que al cortarle la cabeza a Carlos I inicia la República, se la desvirtúa con todas sus implicancias.

Luego de la muerte de  Cromwell, tras la cual recuperan el poder los facciosos monárquicos, comienza un lento pero persistente intento de acallar la voz progresista de la masonería. Fracasan los jesuitas obedeciendo a los papas en su trabajo destructivo, pero le siguen los calvinistas al servicio de la monarquía y en la batalla por destruir el poder de la Iglesia Romana y al mismo tiempo infiltrando a la Orden para someter a sus integrantes al poder monárquico absolutista..
 
Mas allá del reconocimiento al accionar de Cromwell, que logra instalar en Inglaterra el Parlamentarismo que aún continúa en nuestros días, no cabe duda que a través de Anderson y otros "confusamente"  masones, que fundan sus L:. en tabernas londinenses, comienza la decadencia de la Orden al menos en su aspecto esencial, como mentora y ejecutora del  "Ordo ab Chao" que tiene como fundamento doctrinario.

La historia verdadera de la Masoneria Primitiva, imbricada profundamente tanto en las Academias fundadas en Italia, como su desarrollo en Europa y el desenvolvimiento de Los Gremios de Canteros y Constructores, constituyen sino lo que podríamos denominar "la verdadera masonería", al menos esa a la que denominamos Operativa que fue simultáneamente especulativa, si tenemos en cuenta las actividades logiales de sus integrantes.

La división posterior entre masoneria operativa y  masonería especulativa con posterioridad a 1717, constituye materia discutible.

Este trabajo que pertenece al pensamiento del Q:.H:. Rodrigo Araya del Valle, es un ponderable intento de situarnos en distintos planos de existencia del Rito primitivo.

Vale leerlo y releerlo y luego revisar conceptos y acudir de inmediato a otras fuentes de información histórica, pues eguramente podremos enriquecer nuestras ideas y obtener una clara visión de la problemática.

Así como la visión de las Logias Lautarinas y el accionar de  Francisco de Mirando ubica a los libertadores americanos y quienes lucharon con denuedo por la Emancipación Latinoamericana, también emerge la visión particularmente ilustrativa de la vida de Silvestre Savitsky Drozdovich Contreras, cuya ideología y posición frente a la realidad social de nuestro Continente, identifica de alguna manera las luchas de la masonería Primitiva, comprometiéndose decididamente en un humanismo activo y perturbadoramente masónico.

No cabe duda que hay mucho por investigar para poder saber. En este extremo sur de América tuvimos al I:. y P:. H:. José Ingenieros, que al igual que Savitzky, adhirió a la revolución contemporánea al insigne colombiano, y materializó en su libro "Los Tiempos Nuevos", como lo hizo el I:. y P:: H:. Lisandro de la Torre.

En ambos casos con la trágica desaparición de ambos a través del suicidio, que no amerita ser analizado en el campo de las tragedias sentimentales, sino del cansancio moral.

Una clara visión que poseían ambos con relación a la realidad contemporánea, los sitúa en el ámbito en el que se pueden advertir las injusticias e hipocresías de un sistema insolidario, y la imposibilidad de producir los cambios necesarios que coadyuven al Progreso.

Ingenieros, en el campo de la siquiatría, conoció la intimidad de los que sufren y se alienan no como consecuencia de disfunsiones psiquicas de naturaleza personal, sino como consecuencia de la alienación que produce sociopatías.

La lectura del mencionado libro,  Los Tiempos Nuevos, en boca de un idealista nato que percibe las contradicciones sociales e imbuido de principios liminares como son los de la Masonería, nos abre las puertas del drama de aquellos hombres.

No cabe duda que ninguno de ellos adhería a los principios políticos del bolchevismo ni mucho menos. Pero eran concientes de la socialización que poco a poco se desarrollaba frente a los devaneos irresponsables del capitalismo reaccionario. Hombres probos, como eran, debían sentir dentro de sí mismos esa indignación que emerge en el corazón y el pensamiento de los hombres verdaderamente fraternos.

En ambos casos, en el del Dr. de la Torre y en el de  José Ingenieros, hombres con visión y convicción, el cansancio moral que la alienación frente a la injusticia promueve, los llevó a decidir terminar sus vidas por mano propia.

Desde el advenimiento de  Francisco de Miranda, que toma después de sus experiencias junto a George Washington y el general La Fayete,

la llama revolucionaria a través de la Revolción Francesa, el Rito primitivo, este se fue desarrolando en la América dominada y sufrida, hasta ser desvirtuado por el vasallaje de quienes no entendieron y creo que aún no entienden, que el destino de los pueblos Latinoamericanos no es el de la renuncia a su Emancipación, sino el persistir en realizarla y no someterse al arbitrio de ninguno de los permanentes, persistentes y pérfidos imperialismos que desde hace más de 500 años intentan someterlos.

Entre los múltiples argumentos destinados a vencer la resistencia ética, moral y revolucionaria de Latinoamérica, hasta se ha llegado a justificar los atropellos, diciendo que en tiempos precolombinos "siempre" hubo inmperialismos, en ese caso "autóctonos", que medraron por sobre los mismos naturales de estas regiones del planeta.

Tal argumento, destinado a menoscabar la moral de nuestros hermanos y HH:. indoamericanos, resulta ser una falacia más entre tantas falacias mediante las cuales los imperialismos de neto corte colonialista en su más cruda acepción, intentan someter a los millones de ciudadanos que luchan por un mundo mejor ante un actual imperfecto, como postulase José Ingenieros.

Estudiar la historia de la Masonería Primitiva, en todas las facetas de su existencia y desarrollo, animará a tantos masones que perciben intuitiva o con meridiana claridad, que la masonería no es esa estructura semimonárquica, vasallesca y anodina, que nos han enseñado a fuerza de creer que las Constituciones andersonianas, constituyen un fundamento semiteológico, dogmático, teista y hasta religioso de tipo confesional, que para nada tiene que ver con el espíritu racionalista original de la Masonería de los Antiguos Límites. (1)

Ricardo E. Polo :.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Q:. H:.León Morales -

QQ:. HH:., ustedes están en la verdadera razón; los andersonianos de siempre están más vinculados a la secta católica, fascista y ultraderechista del Opus Dei; de eso no hay dudas; en el R:. E:. A:. y A:: hay una gran cantidad de HH:. que deseamos liberarnos de esos yugos taberneros de la maónería más nefasta de nuestra historia; es por ello que buscamos insertarnos conjuntamente con ustedes en la razón en las cuales vivieron los masones progresistas de todos los tiempos; y nosotros tuvimos uno de gran kilate, ese fue el generalísimo don Francisco de Miranda, su pensamiento aún tiene vigencia activa; él es nuestro guía en el pensamiento y en la acción; después le sigue Simón Rodríguez, conocido como el Socrátes de estas tierras de la América Meridional; esos andersonianos de banquetes sofisticados y de bebidas exsóticas en sus afanes esclavistas e inquisistoriales nos niegan los legítimos derechos que nos da la iniciación. Ellos caen en un leguyerismo asqueante, de eso no hay dudas; nos llaman irregulares, pero los irregulares son los que han escrito las grandes páginas de la historia, y más luego nos reconocen como si fueramos parte de ellos mismos; niegan que en las logias se discutan las filosofías de la política y las religiones; los progresistas tuvimos en nuestras filas a Sandino, Nariño, Piar, Allende, Martí, Maceo, Máximo Gómez, O´Higgins, entre otros; es popr ello que debemos ir por nuestros fueron, siempre adelante como guerreros de San Juan que somos, con nuestros aceros al son de combate en pro de la verdad y la justicia social; con el G:. A:. D:. U:. y nuestros HH:. hasta la victoria siempre. León Morales, P:. M:. G° 3° R:. L:. S:. "Estrella del Oriente Colombiano" N° 4 al Or:. de San Félix, Ciudad Guayana, Municipio Caroní, Estado Bolívar, República Bolivariana de Venezuela.

Cuauhtémoc Molina García -

Excelente página, muy bien documentada y me parece un encomiable esfuerzo el que realizas por la difusión del pensamiento masónico.
Gracias por tus servicios a la Orden.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres