Blogia
Pensamiento Masonico

EXTRACTO DEL DISCURSO DE ALAIN BAUER, GRAN MAESTRO DEL GRAN ORIENTE DE FRANCIA

6 de septiembre de 2002
(Ultima Gran Asamblea Anual)
Nuestros asuntos exteriores e interobedienciales siguieron desarrollándose.

Las reuniones regulares de los nueve Grandes maestros y Grandes Maestras de las Obediencias Masónicas, la creación de la masonería francesa, los debates corrientes para separar la semilla buena de la paja dentro de un Paisaje Masónico quebrado, nos permiten prever un período de hermandad excepcional.

En algunas semanas se celebrará el 275 aniversario de la creación de nuestra Obediencia y de la Orden entera en Francia, seremos capaces de celebrarlo con dignidad en toda Francia. Se realizarán exposiciones en Lyon, Toulouse, Santo Denis y Alençon. Coloquios y Conferencias casi por todas partes en Francia metropolitana y de ultramar. Ceremonias en Lyon en junio del 2003.

La rehabilitación necesaria de la Francmasonería, prometida durante estos años pasados, debería hacerse una realidad a vuelta de correo en su dimensión natural de emancipación de los conocimientos y la liberación de los individuos por el método y la ciudadanía de compromiso. La masonería de las Luces, más allá de los mitos inventados, puede encontrar su lugar justificable.

La apertura de un diálogo histórico y cultural con nuestros Hermanos del espacio Anglosajón permitió, por primera vez, una intervención directa del Gran Maestro del Gran Oriente y el Gran Comendador del Supremo Consejo del R.E.A.A. de G.O.D.F., durante el Simposio de la Gran Logia de California. En todo el mundo, en Irlanda, en Malta, en Australia, en Argentina, en Filipinas, en Andorra, las Logias del espacio inglés piden nuestra ayuda o unirnos. La dinámica de la masonería de la Libertad de conciencia se ha despertado, recuperada.

Dentro de algunas horas, se celebrará la primera reunión del Espacio Masónico Europeo bajo los auspicios de G.O.D.F., del G.L.D.F. y de G.L. Femenina F., con el apoyo del D.H. Internacional y la presencia de 28 países. Construiremos juntos, tendremos la esperanza en ello, una asociación
flexible, en las dimensiones del viejo Continente.

Con determinación emprendimos 'PARA LA REPÚBLICA'. Las Demostraciones necesarias eximen de la reflexión sobre las causas y no sólo sobre las consecuencias. Cortar tallos no mata las raíces del mal. Nos culparán a la vez por la llamada a todos los Ciudadanos, y a todos los francmasones de mostrarse libremente y haberlo hecho.

Más insidiosamente, nos culpan de no haber detenido en el apoyo de organizaciones políticas a la deriva por el G.O.D.F., la tentativa de inundar el fracaso de una ambición en la emoción de la muchedumbre.

Decidimos no participar en estas estrategias de trastienda que permitieron que algunos, náufragos, sorprendidos por un sistema de repente rebelde, estuvieron tentados de evitar el interrogatorio de sus propios errores y olvidarlos.

Como bien dice el Presidente de la Liga de los derechos del Hombre, comentando los resultados de la segunda vuelta electoral '"de este resultado, podemos estar orgullosos. También debemos estar amargos. Si nosotros debíamos haber sabido como decir no, no supimos como evitar la necesidad de decirlo. Tengo el temor que alguna gente, utilizará el miedo de momento, y no entienda la dimensión del resultado. Criticando la multiplicidad de candidaturas en la primera vuelta nos explicarán el nivel de abstención que prevaleció el 21 de abril, y aún menos el resultado de Le Pen. (...) será necesario ir más allá de algunas proposiciones cuantitativas a conquistar de nuevo los que se pierden en la imaginación política que ocupa el lugar abandonado por otros que están en el silencio".

No nos ha pasado por la cabeza de momento participar únicamente en puestas en escena de reconciliaciones falsas o las hipocresías de dimensión industrial. La defensa de la independencia del Gran Oriente de Francia, la promoción de los valores que hacen su identidad, son los únicos objetivos "políticos" de un Consejo de la Orden que merezca este nombre.

Habría sido simple, por el simple instinto gregario, o por cobardía, hacer como otros. No somos "otros". Cuando somos como los demás, estamos perdidos.

Pero sabemos también como estar vigilantes. Nuestro Hermano de Vitrolles, comprometido realmente en la lucha contra la bestia que desgasta nuestras democracias, no puede ver sin ansiedad las peleas intestinas de organizaciones políticas que abren otra vez el camino a la preservación de las ventajas adquiridas de la familia Mégret. No estaremos inactivos. Nosotros estuvimos solos frente a ellos en Tolón. Y nosotros deberíamos seguir presentes en Marignane Orange. La República no necesita de amnésicos aislados por la vida.

Los Estados Generales para reconstruir la República deberían permitirnos, según la fórmula libremente escogida por las Logias, regiones, el Convento, desarrollar iniciativas positivas. En Blois, Caen, Cambrai, Clermont Ferrand, Créteil, Dijon, Grenoble, Lila, Mulhouse, Limoges, Niza, Niort, Perpignan, Saint Denis, Estrasburgo, Tolón, Toulouse, Versalles, Vervins, en los Departamentos de Ultramar, disteis respuesta. Les apoyaremos para ayudarles a conseguir una reacción necesaria para la construcción de un nuevo espacio ciudadano.

Preguntas centrales surgen en todo el mundo. Saber como parar de privatizar las ganancias y socializar los déficit es una pregunta que se hace no sólo la Izquierda de la Izquierda. La cuestión surge así, fuerte, en los círculos liberales, en los Estados Unidos de América.

Unos son partidarios del verdadero Capitalismo Liberal. Seguros, pero con el paracaídas dorado y la llamada de ayuda a los contribuyentes en caso de errores de gestión, sin la preocupación de una responsabilidad verdadera. Al parecer, los partidarios más firmes del liberalismo económico desean que él se aplique especialmente a otros...

La era de la sospecha abandonó la política a favor de lo económico. Con la misma arrogancia se había desarrollado entonces. Los ciudadanos se convirtieron en accionistas, se comportan como consumidores. La clasificación selectiva de desperdicio no se ocupa de estos embalajes. Los ciudadanos quieren actividad, quieren participar, querer decidir. Quieren encontrar su lugar en el Nuevo Mundo.

No hacemos caso a esto. No somos ni conservadores, ni reaccionarios ante lo social y material. Pero defendemos un Orden contra el caos del Mundo. El francmasón no es una antigüedad frágil, es un compromiso vivo.

Ante el dominio bioetico, nosotros debemos afirmar nuestra diferencia. Promover que la libertad de la investigación garantice el control de sus aplicaciones. Salir al descubrimiento del campo de bienes de consumo.

Contra la "normalización de la especie", para el respeto para las diferencias, el G.O.D.F. debería seguir construyendo la reflexión, más eficaz que la que a menudo usa, de permitir mejorar sin la eliminación. Dar respuesta a los que sufren, a la esperanza, a los que tienen el derecho, en todo el mundo, a una mejor vida.

Pronto el coloquio organizado sobre deficientes mentales y físicos establecerá una etapa suplementaria. No desviaremos más la vista frente a otro diferente. El se nos parece. Es también una parte de nosotros. No pasaremos indiferentes delante del cementerio de los genios perdidos debido a la conformidad biológica.

Tensiones étnicas y raciales reaparecen, como una mala enfermedad que ningún antibiótico llegaría a erradicar. La bestia vuelve de nuevo. Toma incluso nuevas formas: al ser antisionistas antijudios, antijudios volviéndose antisemitas, antitodo que se han convertido en antitodos, racistas, xenófobos. Un verdadero residuo de los miedos y rechazos parece de nuevo cristalizarse.

Estos impulsos se extienden por el voto o por la abstención, debemos también reconstruir el zócalo integrador de una República que no debe tolerar la evolución separada, apartheids modernos construidos en torno al rumor y el miedo. Aún es necesario no negar la enfermedad para convencer al paciente de la calidad de las terapeúticas posibles.

Los integristas de la negación de la realidad deben también asumir sus responsabilidades en cuanto al empuje de los extremistas de la represión sin conciencia. No se podrían convencer a las víctimas de esta otra injusticia social que es la violencia y la inseguridad de la exactitud de sus posiciones negando lo que viven. Es necesario saber también dejar los salones elegantes y los barrios bonitos para encontrar la realidad de los suburbios y ciudades. Las hay importantes. Las de la segregación social como las de la victimización física. Busquemos pues la verdad, encontraremos la realidad.

Los candidatos republicanos a la elección Presidencial nos respondieron. Qué piensan de la calidad de los documentos recibidos, saludan el interés llevado a lo que representamos. Como era de esperar, no hay comentarios y no habrá.

A nivel Europeo, intentamos promover una laicidad activa, más allá de las palabras. Defendemos una idea y principios. No hay la obligación para todos los Europeos de hablar el francés y de incluir la República. Los productos de exportación requieren algunos esfuerzos de embalaje.

Deseamos llegar a la separación de las Iglesias y del Estado en toda Europa. Se nos comprende. Deseamos defender el servicio público y el acceso de la mayoría a los servicios, a la educación, a la electricidad, al teléfono. Se nos comprende. Eso se llama también Laicidad.

¿Deben perder nuestro tiempo en guerrillas internas que movilizan las energías sobre la cuestión laica entre pragmáticos y puristas o deben promover la laicidad, incluyendo que los Alemanes son de cultura alemana y hablan alemán, que los Ingleses son de cultura inglesa y hablan inglés, y así sucesivamente?

¿Deben condenar al Gobierno británico que propone, esto de los que nosotros mismos no disponemos, de las ceremonias civiles por todos los momentos de la vida (matrimonio, bautismo, adquisición de la nacionalidad, etc…) justa porque "laïcity" no quiere aún decir nada en inglés?

La laicidad merece mejor trato. Requiere un compromiso que supere los tres minutos de éxtasis sobre el estrado, en la tribuna del Convento. Obtengamos resultados por todas partes, en Francia y Europa. Después de Grecia que suprimió las menciones religiosas sobre los carnés de identidad, Suecia que separó la Iglesia y al Estado, Bélgica que intenta pasar del libre examen a una verdadera separación, queda mucho por hacer en los otros países de Europa. Y nos queda por obtener la creación de ceremonias civiles alternativas al Té deum oficiales. En algunas semanas, este debate pasará a ser, esperamos, público.

No olvidamos ni Nigeria, ni Arabia Saudí. No satisfacemos más estas "batallas contra la Crueldad a menor coste". Discutiremos vocabulario y traducciones a continuación.

Debemos abandonar los encantamientos, las imprecaciones y lamentos que dan ritmo nuestros exorcismos Republicanos.

No olvideis, más allá de la idea que nos hacemos de nosotros mismos que, para muchos franceses, la esencia de Francia somos nosotros, los Francmasones. Nosotros, los Hermanos invisibles pero tan presentes, que temen o que aplauden. La correspondencia recibida a la sede del G.O.D.F., poco agresiva y a menudo infeliz, constituye un indicador inquietante.

La rehabilitación de la imagen de la Francmasonería debe continuarse. Los esfuerzos adoptados para reactivar la producción editorial, en particular, gracias al excepcional éxito de la enciclopedia masónica, para permitir a L'Humanisme encontrar lectores verdaderos, para afirmar el lugar central de "La Cadena de Unión" en el paisaje de la investigación masónica, deben continuar. Además de la edición finalmente exitosa de las obras de Jean Mourgues, la publicación de distinta obra bajo los auspicios del nuevo Instituto Masónico de Francia con motivo del 275º aniversario de la creación de la Orden, deberían permitir dar a nuestra Orden otra imagen, devolverle su imagen verdadera.

Habrá también la difusión por Correo de un sello. La realización en inglés de un número anual de la Cadena de Unión, las traducciones de "Bellas Artes" como el sitio Internet del G.O.D.F. son tantas herramientas que permiten esta acción en profundidad. Más que de dejar a otros hablar en nuestro lugar, seguiremos defendiendo la honradez y la probidad de los Hermanos, respetuosos de su juramento.

En algún momento, pudimos creer que algunas prácticas defendidas más a menudo en algunas Obediencias cuyas promesas adulteradas usurpan el sentido incluso de la palabra, que en las relaciones entre Obediencias, nos podían implicar de la endogamia al incesto y del incesto a la consanguinidad, lo que, como lo recuerda precisamente el Gran Maestro de la Gran Logia de Francia, tiene como nombre Mercantilismo. Sabemos estar juntos, pero no permanecemos como refugio de las derivas humanas.

Alain Bauer

PRESIDENTE DE CONSEJO DE LA ORDEN

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

giovanni geraldino -

me parecio un libro bastante interesante que me brindo muchos conocimientos acerca del origen , mision y vision de la orden.tambien me aclaro muchas ideas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres