Blogia
Pensamiento Masonico

Tecnicas de lectura

Tecnicas de lectura

Un día, hace mucho, mucho tiempo, descubrimos que ciertos signos escritos de manera ordenada sobre una hoja de papel tenían sentido, una especie de equivalencia con los sonidos que nos sirven para comunicarnos entre seres humanos. Resultaron ser una representación gráfica de la palabra. Desde entonces, pasaron por nuestras manos diversas expresiones de ese maravilloso instrumento que es la escritura; cuadernos, libros, compendios, etc.  

Pero aprendimos a leer: a traducir símbolos escritos en ideas comprensibles. Empero, quienes han asumido la responsabilidad de aumentar sus conocimientos a través de la lectura saben que leer es una tarea titánica; se trata de comprender e interiorizar ideas ajenas. Dicho de otro modo: tratar de aprehender los pensamientos que otro ser humano para incorporar sus conocimientos a nuestro propio saber. Esa es la verdadera lectura: la lectura de comprensión.

¿Cómo leemos?   Existe, primero, la lectura mecánica que se limita a identificar palabras, prescindiendo de interpretar su significado. Prácticamente no hay comprensión.  Aparece luego la lectura literal que permite una comprensión superficial del contenido. Viene, a menudo, acompañada de la lectura oral.  Finalmente su opuesto es la lectura silenciosa que capta mentalmente el mensaje escrito sin pronunciar palabras. El lector está captando ideas, no fonemas; de donde surge el hábito de lectura.

Podemos mencionar también, algunos vicios p.e., la lectura de regresión. Consiste en volver atrás sobre lo leído, antes de terminar el párrafo. Muchas veces, se hace de forma inconsciente. La regresión provoca un efecto negativo sobre la velocidad de lectura y la comprensión de lo leído, porque divide el pensamiento y se pierde la idea general. Muchos lectores creen que con este medio se reafirma la comprensión de lo leído. 

Finalmente, un buen lector tendrá a mano y consultará con frecuencia el diccionario. Un vocabulario escaso hace descartar gran cantidad de palabras y expresiones, lo que hace la lectura lenta. Este es un círculo cerrado: hasta que no se empiece a usar con regularidad el diccionario no se ampliará el vocabulario y la lectura no será todo lo eficaz que debiera. MEMORIA: OLVIDO Y RECUERDO.

Respecto a los elementos físicos, diremos que el movimiento de los ojos en la lectura consiste en tres actividades: 1. La fijación, que tiene lugar cuando los ojos se detienen. Es el momento en que se lee. 2. Los movimientos sacádicos. Los ojos de una persona que está leyendo mueve los ojos a saltos. 3. La barrida de retorno. Cuando los ojos alcanzan el final de la línea, pasan a la siguiente realizando este tercer movimiento.

Una lectura eficiente, por tanto, consiste en un movimiento de ojos suave y rítmico, mientras van avanzando a lo largo del material, con pocas regresiones (o relecturas del material). Los ojos siempre están en el lugar previsto, en vez de ir vagando por la página. También tienen una amplia zona de enfoque sobre las palabras.  Los expertos proponen, entonces, algunas técnicas de buena lectura. 

Por ejemplo, seguir al dedo. Emplear al dedo como si fuera un puntero que marca el ritmo de lectura constituye la mejor herramienta para adquirir mayor velocidad y conseguir fijaciones más amplias. Basta con subrayar con el dedo cada línea de la página de margen a margen mientras se lee, de modo que los ojos logren un enfoque definido sobre la página. Se obliga a los ojos a seguir al dedo y así se eliminan fácilmente las regresiones innecesarias. Al ganar en velocidad de lectura percibirán que empiezan a captar más palabras: o sea, logran fijaciones más amplias.

Un movimiento básico de la mano, donde el movimiento de la mano sirve para marcar el ritmo. En esta técnica, los ojos deben seguir al dedo a lo largo de las líneas impresas. El dedo recorre cada línea lo suficientemente despacio para entender, pero no hay que dejar que el se pare. Cuando el dedo llegue al final de la línea, practica una barrida de retorno junto a los ojos. Una barrida de retorno es el movimiento que hace llevar los ojos hasta la primera palabra de la siguiente línea.

Una técnica alternativa es la de movimiento en S. Sirve para controlar la velocidad y ampliar las fijaciones; se utiliza para simulacros de lectura, para repasos y para análisis previos, pero no sirve como método de lectura normal. Hay que tomar en cuenta que la mano está definiendo una zona a la que deben mirar los ojos, por tanto no es extraño que se pueda leer cuando se hace el movimiento inverso.

Una vez que percibimos algo, comienza un proceso que conduce a la memorización de esos datos. Este ciclo comprende las siguientes fases: Comprensión: supone la observación a través de los sentidos y el entendimiento tanto de las partes como del todo. Fijación: se adquiere con la repetición. Es imprescindible fijar antes de recordar una información que nos interesa. Conservación: esta fase está en función del interés y la concentración. El entrenamiento definirá el modo en que se memoriza. Evocación: significa sacar al plano de la conciencia los conocimientos almacenados. Reconocimiento: consiste en la interrelación de los conocimientos nuevos y previos.

No todas las personas tienen la misma capacidad para memorizar datos. Frente a quienes rápidamente se acuerdan de una información remota, hay personas que tienen más dificultades para memorizar. Puesto que la memoria que vamos a utilizar se basa en asociaciones de informaciones, debemos estructurarnos y relacionar el material a retener. Es necesario pensar con imágenes, ya que la imaginación y el pensamiento están unidos. Para conseguirlo hay tres principios: Exagerar determinados rasgos como si se tratase de una caricatura. Captar los novedoso. Dar movimiento a nuestras imágenes pensadas como si fueran una película. Fijar contenidos con la repetición y repetir las ideas evitando la asimilación mecánica. Es importante hacer pausas mientras se lee o estudia para recordar lo que se va aprendiendo.

Un asunto importante para cualquier investigador es el subrayado, algo fundamental para destacar lo más importante de cada tema y para mejorar la retentiva.

Nuestra Orden exige de nosotros un importante esfuerzo de lectura, para aprehender la experiencia de nuestros mayores y de quienes profundizaron en el estudio de la compleja ciencia que constituye la Masonería.

Resumen de la plancha: Tecnicas de lectura; H:. M:. Jaime Vásquez de la B.  http://fe41bo.netfirms.com/La%20lectura.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

ceferino -

quiero memorizar

silvana camacho -

tener mas informacion sobre los valores en las tecnicas de lectura y memorizacion

wallo -

yo kiero aprender el doblaje xD

juanito -

perro

sandra -

como se lee la mano porfa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres